Cómo reformar tu vivienda para ahorrar en tus facturas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sé el primero en valorar)
Cargando...

El precio de la electricidad (o de la luz, como todos tendemos a llamarla) experimenta subidas constantes a lo largo de lo años. Si bien las bajadas son tímidas, las subidas suponen importantes incrementos en el gasto mensual de las familias. Pero tenemos buenas noticias: además de seguir buenas costumbres para controlar consumo, también podemos contribuir al ahorro mediante intervenciones inteligentes en nuestra casa. Hoy te vamos a dar una serie de ideas a tener en cuenta para que sepas qué aspectos deberías considerar a la hora de reformar tu vivienda para ahorrar en tus facturas de luz, que te permitirán bajar el gasto mensual hasta en un 50% (o incluso más).

¿Qué tipo de reforma ayuda a ahorrar en la factura de la luz?

Al igual que en cualquier trabajo de mejora de la casa, las reformas se engloban en dos categorías: reformas integrales y reformas parciales y puntuales. En ambos casos, la eficiencia energética debe ser uno de nuestros objetivos principales. De nada sirve tener un salón a la última o un baño tipo spa, si después no son lo suficientemente confortables y prácticos. De hecho, actualmente existen interesantes ayudas estatales para cualquier propietario que quiera emprender trabajos de reforma para mejorar la eficiencia energética de su vivienda. ¡Infórmate antes de empezar!

En lo que respecta a la factura de la luz, estos son los puntos principales en los que deberemos fijarnos para reducir el consumo:

  • Iluminación. En este campo, la llegada de la tecnología LED ha supuesto un antes y un después. Cambiar las bombillas incandescentes de toda la vida por este tipo de dispositivos permite ahorrar hasta un 90% en el consumo. Si sustituimos los halógenos o las de bajo consumo, el ahorro rondará el 60%. A la hora de reformar el salón, el dormitorio, el baño o la cocina, merece la pena incluir soluciones como tiras LED (perfectas para colocar ocultas tras las molduras del techo y crear efectos ambientales), focos downlight orientables (para dar luz a estanterías o armarios roperos) o bombillas y lámparas «inteligentes», que se pueden manejar desde el móvil o mediante sistemas de control por voz.
  • Divisiones y separaciones. En muchas ocasiones, los tabiques de separación impiden la entrada de luz natural. Esto hace que tengamos que recurrir a la artificial, con el consiguiente gasto. Una reforma de la vivienda para ahorrar en la factura de la luz y que, además, mejorará la estética y la comodidad de nuestra casa puede ser unir la cocina con el salón y el comedor. Es una idea genial para ganar espacio y crear ambientes modernos, perfectos para compartir con la familia o los invitados.
  • Calefacción y climatización. Es el punto en el que más puede ayudarnos una reforma a la hora de ahorrar en la factura de la luz. Los sistemas más eficientes hoy son los que funcionan con bomba de calor, que además incluyen aire acondicionado. Estos equipos sacan todo el rendimiento a la energía que consumen: para que te hagas una idea, si una caldera de gas tiene una eficiencia del 90% (utiliza el 90% de la energía que consume) la de la bomba de calor es del 300%. Es decir:: aporta tres veces más energía de la que consume. Si unimos la eficiencia de estos sistemas a soluciones innovadoras como la aerotermia, el rendimiento puede llegar al 600%.

Cómo hacer que tu reforma integral te ayude a ahorrar en tus facturas

Como verás, si sumamos el ahorro en iluminación y climatización una reforma integral de tu vivienda puede reducir nuestro gasto en electricidad hasta en un 50% o incluso más. Pero hay más soluciones que se pueden aplicar; sobre todo, si hablamos de la reforma integral de una vivienda. Una de ellas es mejorar el aislamiento. Tanto si tienes calefacción por electricidad o por gas natural, aislar bien las paredes y suelos de la casa reducirá tus facturas en cerca de un 13%, como media. Y si cambias las ventanas por unas con perfiles de calidad, vidrios bajos emisivos y cámara de aire del grosor adecuado, el ahorro será aún mayor.

Otra excelente solución es apostar por instalaciones de suelo radiante. Este tipo de climatización (puede incluir calefacción y aire acondicionado) puede resultar bastante costosa si hay que levantar y volver a colocar los suelos. Pero en una reforma integral lo normal es renovarlos: merece la pena aprovechar la ocasión para instalar los circuitos. El suelo radiante funciona con sistemas de baja temperatura (30-45 grados), por lo que su demanda energética es mucho menor. De nuevo, si combinamos esta solución con la aerotermia podemos llegar a ahorrar hasta un 40% en nuestras facturas.

¿Vas a acometer una reforma integral en tu casa o local? En Kubo Reformas te invitamos a sumar la eficiencia energética al resto de tus objetivos. Como expertos en reformas integrales en Madrid, buscaremos contigo las mejores soluciones para que el resultado final combine confort, estética y comodidad con un importante ahorro en la factura de la luz y del gas. ¡No lo dudes y ponte en contacto con nosotros para buscar una solución juntos!