Qué tener en cuenta antes de comenzar una reforma integral

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

¿Qué hay que tener en cuenta antes de comenzar una reforma integral? A simple vista… Muchísimas cosas. Se trata de una obra importante que requiere permisos especiales, una buena planificación, un cálculo de costes y plazos al detalle y otros aspectos que no debemos obviar.

No es fácil planificar algo así si no tienes experiencia y conocimientos sobre reformas; por lo tanto, contar con un buen equipo de profesionales se convierte en algo imprescindible. ¿Lo tienes claro? Genial, pero también es importante que sepas cómo organizar este tipo de proyectos y qué pasos hay que seguir antes de dar el pistoletazo de salida a la reforma integral de tu casa. Quédate con estos consejos y la llevarás a buen término.

Qué tener en cuenta antes de comenzar una reforma integral: los pasos previos

Una reforma integral implica una serie de inconvenientes que siempre hay que tener en cuenta. Si la vamos a hacer en nuestra vivienda habitual, lo más probable es que tengamos que mudarnos durante el tiempo que duren los trabajos principales. Cambiar ventanas, levantar suelos, cortar el agua y la electricidad…Son pasos habituales en cualquier reforma de estas características, que lógicamente convierten las casas y los pisos en espacios no habitables. Por lo tanto, antes de empezar con tu reforma asegúrate de que contáis con un lugar donde vivir mientras duren los trabajos.

Otro aspecto a tener en cuenta es el de los permisos. No es lo mismo realizar una reforma parcial que no implique cambios de distribución o derribos, que embarcarse en un «obrón» de esos que renuevan las viviendas de arriba abajo. En este segundo caso, antes de dar el primer martillazo hay que tener todos los permisos en regla. Estas son las licencias que puedes necesitar:

  • Permiso para colocar un contenedor para escombros en la vía pública.
  • Declaración responsable de actuaciones urbanísticas. Es lo que antes se conocía como «Comunicación previa para pequeñas reformas y otras actividades». Permite realizar obras menores, como renovar las instalaciones, cambiar las ventanas y las puertas y derribar tabiques que no sean de carga para cambiar la distribución. Es muy posible que puedas hacer la reforma integral de tu casa presentando solo este documento.
  • Licencia de obras. Es necesaria para realizar trabajos de obra mayor, como abrir huecos en muros de carga, cambios en la estructura… Sólo es obligatoria para reformas integrales de gran envergadura.

Plazos y presupuesto: mejor, cerrados y firmados

Es cierto que a veces, tanto el tiempo de ejecución de la reforma como el presupuesto original sufren modificaciones. No es raro encontrarse con problemas sobrevenidos, imposibles de detectar antes de ponerse (y nunca mejor dicho) manos a la obra. Para evitar problemas, desacuerdos y disgustos, es importante tener contemplados estos aspectos antes de comenzar una reforma integral: y la mejor forma de hacerlo es firmar un contrato de obra con la empresa especializada en reformas que elijas para llevar a cabo la tuya. Este documento no solo establece la duración de los trabajos, sino que pone un tope a los gastos (teniendo en cuenta, por supuesto, los imprevistos) y garantiza la calidad de los materiales elegidos.

En muchos casos, la única relación contractual que existe entre los profesionales y el cliente es un simple presupuesto enviado por mail. Y muchas veces, sin firmar. Esta práctica es un error; y no solo para el propietario sino también para los profesionales, que pueden encontrarse con que un cliente les reclama costes o partidas que no estaban estipulados. Por esta razón, antes de empezar con la reforma de tu casa acuérdate de reunirte con la persona representante de la empresa para firmar el contrato de obra previo. Asegúrate de que incluye todo lo necesario: datos de ambas partes, descripción detallada de los trabajos y de los materiales (suministro, calidades, cantidades…), presupuesto total desglosado por partidas, fecha de término de la reforma integral, posibles penalizaciones por retrasos y realización de los pagos: tiempo y forma.

¿Otro consejo? No dudes en comprobar que la empresa que va a realizar la reforma cuenta con un Seguro de Responsabilidad Civil en vigor. Estos seguros cubren los posibles accidentes o desperfectos que se puedan generar en el inmueble, y lo que es más importante, en los inmuebles vecinos o cercanos.

Busca, compara y contrata a la mejor empresa de reformas integrales

¿Ya tienes claro cuándo realizarás tu reforma, dónde te alojarás mientras dure y el presupuesto de que dispones? Entonces, solo te queda dar el paso final: contratar a una empresa de reformas integrales que la lleve a buen puerto. En Kubo Reformas somos especialistas en reformas de viviendas, y contamos con muchos ejemplos de proyectos finalizados con amplia satisfacción por parte de nuestros clientes. No dudes en contactar con nosotros y empezaremos a dar forma a lo que tienes pensado, siempre escuchando tus necesidades y deseo, y adaptándonos a los plazos y el presupuesto que tengas programado.