¿Hora de cambiar el suelo? Los 10 mejores suelos de interior con sus pros y sus contras

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, promedio: 4,70 de 5)
Cargando…

Cambiar el suelo de la casa es una de las reformas que más satisfacciones da a la hora de renovar una vivienda. Si ha llegado la hora de cambiar los suelos de interior, has de saber que hay una enorme variedad en el mercado entre la que elegir, tanto en variedad de materiales para cambiar el suelo como en precios y calidades. Aquí te vamos a mostrar los 10 mejores suelos de interior con sus ventajas e inconvenientes, para que puedas tomar una decisión basada en tu propio criterio y en las necesidades propias o de tu familia.

Cambiar el suelo en las reformas de casas exige tener claro los tipos de suelos que hay con todas sus ventajas e inconvenientes. Te lo contamos...

Suelos cerámicos

Los suelos cerámicos o gres son un clásico en los interiores de las viviendas. De hecho, en España tenemos los mejores fabricantes de suelos cerámicos, que exportan a decenas de países y renuevan tendencias cada poco tiempo. Hay baldosas cerámicas de pasta blanca o pasta roja de muy diferentes calidades, y sus formatos, acabados y formas de colocación sucumben rápido a las modas… Si no quieres renovar cada poco tiempo, lo ideal es optar por suelos cerámicos de un color neutro y un formato clásico, por ejemplo, cuadrado. Varían mucho en calidades, por lo que no es recomendable elegir el suelo más barato.

  • Ventajas: son suelos muy limpios y fáciles de mantener. Buen precio.
  • Desventajas: resultan fríos, y cuando la calidad no es buena, se rayan enseguida y pueden romperse con facilidad al caer objetos pesados sobre ellos.
  • Espacios idóneos: los suelos cerámicos son los reyes indiscutibles de cocinas y baños, aunque también recomendables en casas a pie de calle, chalets, etc. donde entrar y salir del patio y jardín es un continuo…

Al cambiar el suelo en las reformas, hay que tener en cuenta que un tono neutro y un formato cuadrado son intemporales.

Suelos porcelánicos

Los suelos porcelánicos son también baldosas cerámicas, pero con características propias que las diferencian de los suelos cerámicos. Por su forma de fabricación en una sola cocción, son altamente resistentes y tienen una baja absorción de agua. Los suelos porcelánicos se han popularizado para cambiar el suelo en las reformas de viviendas en los últimos años porque son capaces de imitar otros suelos como la piedra, el mármol y la madera a la perfección.

  • Ventajas: son suelos muy resistentes, para toda la vida.
  • Desventajas: son suelos un 50% más caros que los de gres; la necesidad de utilizar una cola especial para pegarlos encarece también las reformas de viviendas.
  • Espacios idóneos: los suelos porcelánicos son ideales cuando en reformas de baños donde se sustituyen bañera por ducha de obra, por su baja absorción de agua y humedad. También son específicos para zonas de alto tránsito, por su resistencia, y para terrazas y exteriores, por su resistencia a los cambios bruscos de temperatura.

Suelos rectificados

Los suelos rectificados son suelos porcelánicos que permiten ser colocados sin juntas , dando la impresión de suelos continuos, por lo que son idóneos para reformas integrales. Para conseguir este efecto,  los bordes de estos suelos se “rectifican” mecánicamente, es decir, se cortan perfectamente rectos y sin bisel (de canto vivo) con una tecnología de chorro de agua procedente de la industria aeronáutica. En realidad, en los suelos rectificados las juntas existen, pero no son superiores a 1 o 2 mm, por lo cual resultan prácticamente imperceptibles.

  • Ventajas: permiten conseguir una estética espectacular en espacios amplios, de superficies brillantes y perfectas con aspecto de suelo continuo.
  • Desventajas: son suelos más caros, porque el procesado exige desechar partes del material e intervenir los que se rectifican con gran precisión.
  • Consejo del experto: al cambiar el suelo de tu casa por uno rectificado, exige especialistas en la colocación de suelos rectificados, pues no todos los albañiles ni empresas de reformas saben hacerlo. De hecho, depende de la pericia del albañil que queden correctamente instalados: si deja algún desnivel, las esquinas de estos suelos cortan como si se tratara de un cristal.

Suelos de cerámica seca

Los suelos de cerámica seca son suelos desmontables, que se colocan sin necesidad de materiales adhesivos sobre una estructura al efecto hecha de plástico, que hace las veces de base y de juntas de unión entre las baldosas. Se trata de una nueva aplicación al mundo de la vivienda de los suelos técnicos utilizados en las reformas de oficinas e instalaciones efímeras, como por ejemplo ferias de muestras, que necesitan una rápida instalación. Porcelanosa y Cli-Ker disponen de este tipo de suelos. Es una opción genial si eres de los que a menudo sientes ganas de cambiar el suelo.

  • Ventajas: la cerámica seca permite ser instalada sin obra y de modo muy limpio; la sustitución de piezas se hace de forma rápida y cómoda, en caso necesario.
  • Desventajas: al ser un tipo de suelo especial, se trata de una opción cara.
  • Consejo del experto: pueden ser la solución adecuada para cambiar los suelos en viviendas de tránsito, en las que sólo estaremos un tiempo limitado, o en viviendas de alquiler en las que el propietario nos exige devolver todo al estado original al término del contrato.

Suelos de mármol

Los suelos de mármol son los suelos de piedra más comunes en las viviendas en nuestro país, especialmente en el Sur de España. Son muy apreciados, porque el mármol es una piedra noble de innegables cualidades estéticas, inalterable al paso del tiempo.

  • Ventajas: belleza, resistencia y riqueza cromática son las características diferenciadoras del mármol. Al ser una piedra natural, nunca hay dos suelos iguales.
  • Desventajas: son suelos fríos y necesitan mantenimiento (pulido). Son delicados por su alta absorbencia, por lo que tienen tendencia a mancharse, lo que no los hace idóneos, por ejemplo, para cocinas. Requieren productos específicos para su limpieza.
  • Consejo del experto: si buscas un suelo elegante y exclusivo, que perdure en el tiempo, el mármol es el material de elección. Es un suelo ideal para climas calurosos, ya que siempre se mantiene frío; en climas más extremos, conviene poner grandes alfombras en zonas de estar y dormitorios para mantener la calidez.

Reformas de casas con mármol: los suelos nobles son una de las mejores elecciones al cambiar suelo en viviendas.

Foto: Levantina

Suelos de madera

Los suelos de madera son cálidos, acogedores y cuentan con las ventajas y la estética inimitable de los materiales naturales, razón por la que siguen siendo el material de elección al cambiar el suelo en muchas reformas de casas. La singularidad de las vetas y los nudos de la madera, y en general la riqueza en matices, hace que ningún suelo de madera sea igual a otro. La instalación de las tarimas se ha convertido en una de las reformas parciales de viviendas más habituales, ya que permite una reforma rápida y limpia con muchas menos molestias que el parqué.

  • Ventajas: los suelos de madera son aislantes térmicos (protegen del frío y del calor), confortables y agradables al tacto, y muy higiénicos, porque no acumulan ácaros del polvo.
  • Desventajas: son más caros que los suelos de otros materiales, necesitan mantenimiento (acuchillado) periódico y son delicados en su limpieza por su alta absorbencia. A veces no resisten bien los cambios bruscos de temperatura, aunque depende de mucho de si se ha realizado una buena colocación. En ambientes muy secos, conviene humidificar el aire para evitar que se separen las lamas.
  • Espacios idóneos: son el suelo de elección en muchos pisos, y en general para zonas como los dormitorios, donde nos gusta andar descalzos.

Cambiar el suelo por laminado en las reformas de casas es siempre práctico y económico.

Suelos laminados

Los suelos laminados se han popularizado en los últimos años a la hora de elegir una opción al cambiar el suelo. Se trata de lamas fabricadas a base de láminas pegadas unas a otras de materiales derivados de la madera que han sido prensados. La lámina superior es una impresión fotográfica que imita los diferentes tipos de madera (haya, roble, nogal, ipe…), y es la que marca la resistencia al desgaste.  Los suelos laminados de las mejores marcas incorporan, incluso, un relieve que los hace aún más creíbles en su imitación de la madera. Aunque, a veces también, imitan materiales como la piedra, el barro, etc. Se han creado también suelos laminados específicos para resistir la humedad en cocinas y cuartos de baño, que están dando muy buen resultado, aunque es conveniente escogerlos de las marcas de más prestigio.

  • Ventajas: son suelos muy fáciles y limpios de instalar, y más baratos que la madera. No se decoloran ni deterioran fácilmente ni tampoco necesitan ser acuchillados, por lo que si se elige una calidad (existen seis en total) acorde al uso que se va a dar al suelo (moderado o intensivo), pueden durar toda la vida.
  • Desventajas: la resistencia a la humedad sigue siendo una de las debilidades de estos suelos (si se derrama un líquido pueden llegar a combarse las lamas), salvo que sean específicos para cocinas y baños (y bastante más caros). No resultan al tacto tan agradables como la madera. Salvo que tengan un tratamiento antiestático, estos suelos tienden a producir pequeñas descargas.
  • Consejo del experto: las juntas son el punto débil de este material, por lo que la facilidad de colocación es ficticia; si el suelo no está bien nivelado, las juntas terminan por deteriorarse. Para elegir la resistencia adecuada, lo mejor es dejarse aconsejar por los expertos de las empresas de reformas más profesionales y serias.

Suelos de micromento

El gusto por la estética industrial en interiorismo ha traído de la mano el uso de revestimientos, principalmente suelos, hechos de materiales que imitan el hormigón pulido. Es el caso del microcemento, que se puede aplicar sobre una gran variedad de soportes con un mínimo espesor. Su aplicación es rápida, si bien es cierto que necesita un tiempo de “curación” en el que no se puede

  • Ventajas: su estética mineral es muy agradable y permite realizar reformas parciales limpias, ya que no se genera escombro. Se puede renovar por un coste y un tiempo de ejecución similar al del acuchillado de un suelo de madera.
  • Desventajas: no se pueden limpiar con productos abrasivos como la lejía ni resisten la acción de los ácidos. Son delicados porque se rayan fácilmente; hay que poner protectores en patas de muebles, sillas, etc.
  • Espacios idóneos: no es un suelo recomendable en zonas rurales porque la arenilla, que puede rayar este tipo de suelos, es su peor enemigo. Es perfecto para determinados ambientes minimalistas o lofts de estética industrial.

Suelos vinílicos

Los suelos vinílicos se utilizan para cambiar el suelo en reformas rápidas y dar un toque de diseño especial a determinados espacios de la casa, ya que existe en múltiples diseños e imita muy bien a otros materiales. Aunque siempre ha arrastrado la fama de material barato y de poca calidad, en los últimos años han aparecido una gran diversidad de diseños y formatos, entre ellos las baldosas, que ya pueden instalarse mediante cómodos sistemas en clic.

  • Ventajas: el suelo de vinilo aísla de los ruidos, es hipoalergénico y se instala de forma fácil sobre suelos de otros materiales. En cocinas y cuartos de baño resiste muy bien la humedad y el derramamiento de líquidos o las manchas.
  • Desventajas: es un material plástico, derivado del petróleo, y no es biodegradable, por lo que muchas personas pueden encontrar en ello un inconveniente.
  • Espacios idóneos: es una material sólo aconsejable cuando se necesita renovar una habitación concreta de la casa (por ejemplo, un dormitorio infantil), y el presupuesto es muy bajo.

Suelos de linóleo 

Los suelos de linóleo son suelos naturales hechos a base de aceite de linaza y otros materiales prensados como yute, piedra molida o harina de madera. Por esa razón son suelos muy ecológicos, que pueden ser desechados sin dejar residuos al final de su vida útil porque son biodegradables. Se trata de suelos clásicos que ya conocían nuestros abuelos (han seguido usándose en las reformas de locales y oficinas), que se han vuelto a popularizar debido a su precio económico y a que son sostenibles. Permiten reformas parciales relativamente rápidas, ya que los suelos de linóleo simplemente se encolan al suelo preexistente y, dado su bajo espesor, de 2 a 4 mm, no precisan de obras.  Se comercializa en rollos de dos metros de ancho, pero también en losetas o piezas encastrables entre sí.

  • Ventajas: el suelo de linóleo es un material biodegradable, muy higiénico, de fácil colocación sin obras sobre pavimento preexistente. Hay muchísimos diseños que permiten colocar suelos singulares, de colores, etc. Son muy resistentes al desgaste, al derramamiento de líquidos, a las manchas…
  • Desventajas: no resiste bien las cargas y puede dañarse por la acción de objetos punzantes. Puede decolorarse con el sol y no resiste bien la humedad.
  • Espacios idóneos: habitaciones de niños, despachos donde abundan las sillas de oficina con ruedas, espacios multiuso como buhardillas en casas unifamiliares…

¿Hora de cambiar el suelo al reformar la casa? Los suelos de linóleo son perfectos para casas muy prácticas.

Suelos de resina epoxi

Las nuevas tendencias en interiorismo han reparado en los suelos de resina epoxi como una forma ideal de cambiar el suelo tradicional por suelos continuos de diseño en muy diferentes colores y sin juntas. Permiten reformas parciales muy rápidas ya que no es necesatio levantar el suelo anterior, salvo que sea de madera

  • Ventajas: es impermeable, antideslizante, higiénico al no tener juntas, y resiste bien la acción de los rayos del sol. Al ser autonivelante y tener un bajo espesor, se instala sobre el suelo anterior sin problemas.
  • Desventajas: no se puede aplicar en suelos de madera.
  • Consejo del experto: lo tiene que instalar siempre un profesional experto en su tendido.

Expertos en reformas y en cambiar el suelo de tu casa…

En Kubo, somos expertos en reformas en general, bien sean reformas integrales o parciales. Por nuestra dilatada experiencia en reformas de casas, somos capaces de asesorarte, si quieres cambiar el suelo, sobre las mejores opciones en pavimentos que ofrece el mercado para cada necesidad. Somos conscientes de que no todos los hogares son iguales ni tienen las mismas prioridades; por eso escuchamos a nuestros clientes, y en base a esta escucha activa, somos capaces de ofrecerle la mejor opción, y siempre ajustada a su presupuesto.

Hacemos presupuestos de reformas sin compromiso. Seguro que podemos ayudarte en la reforma de tu casa.

Fotos: reformas en Madrid de Kubo Reformas