¿Cómo dividir un local comercial en dos? Opciones, normativa y reformas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Dividir un local comercial puede ser una estrategia muy inteligente para sacar partido a un solo espacio. Es importante, por supuesto, que los inmuebles resultantes sean lo suficientemente amplios y tengan las características que impone la normativa. Si es así, con una reforma integral inteligente se pueden crear inmuebles muy prácticos, perfectos para montar distintos negocios. Si quieres saber como dividir un local comercial en dos, de acuerdo con la normativa y con los acabados e instalaciones más eficaces, has llegado al lugar perfecto. Te contamos cómo hacerlo y cómo se desarrolla el proceso, desde la solicitud de los permisos hasta la finalización de la reforma.

Cómo dividir un local en dos: tipos de división

Seguro que has escuchado alguna vez las palabras “división” y “segregación”. En realidad, no son lo mismo pero sí definen acciones encaminadas a un mismo objetivo. Por eso, antes de analizar cómo dividir un local en dos, te interesa conocer tus opciones. Toma nota:

  • Dividir un local comercial implica “eliminar” la finca original para convertirla en dos fincas nuevas. La suma de los metros cuadrados de ambas fincas equivaldrá al total de la original.
  • Segregar un local comercial. En lugar de eliminar del todo la finca, en este caso se conserva pero renuncia a una parte (normalmente, más pequeña). La finca original seguirá conservando su nombre y su uso, mientras que la segregada se podrá dedicar a otro fin, dependiendo de su tamaño y características.

Según esto, si tienes un negocio en un local comercial y quieres dividirlo en dos sin tener que cerrarlo, tu opción es segregar. Por otra parte, si eres propietario de un local comercial lo suficientemente grande y quieres sacarle rendimiento a través de la venta o el alquiler, puedes dividirlo en dos y multiplicar así tus ingresos.

¿Has optado por la división? Entonces, ante ti se abren de nuevo distintas alternativas. Por un lado, puedes hacer una reforma mínima y vender o alquilar los locales con lo básico (un tabique divisor, instalaciones de fontanería y electricidad y cerramientos). Suele ser una buena opción, ya que la reforma integral de cada local dependerá en gran medida de su uso y de las necesidades de los propietarios. Y es que no es lo mismo reformar un local para montar un restaurante, que un estudio de arquitectura, ¿verdad?

¿Qué licencias hay que obtener para dividir un local comercial?

Para dividir (que no segregar) un local en dos, es necesario registrar los inmuebles nuevos en el Registro de la Propiedad. Los pasos a seguir, a grandes rasgos, serían los siguientes:

  • Actuar siempre en cumplimiento de la Ley de la Propiedad Horizontal.
  • Obtener el permiso de la junta de vecinos del edificio.
  • Si una vez separados, alguno de los locales (o ambos) se va a vender, el propietario deberá acudir a un notario y presentarle un informe donde aparezcan indicadas las características del local o locales a vender. El informe lo debe realizar un arquitecto o arquitecto técnico. Con el informe en la mano, el notario modificará la escritura de división.
  • Una vez obtenidas, las nuevas escrituras podrán ser presentadas en el Registro de la Propiedad.

Por supuesto, una cosa es obtener las licencias para dividir el local comercial, y otra muy distinta solicitar los permisos para realizar las futuras obras de reforma. Este proceso se podrá poner en marcha una vez tengamos ya registrados los dos nuevos locales.

La mejor reforma integral para un local comercial

Decidir qué reforma es la más adecuada para un local comercial implica tener en cuenta varios aspectos. Por un lado, si queremos montar nosotros mismos un negocio podremos acometer la reforma directamente y escoger los acabados y las instalaciones que más nos interesen. Si por el contrario, deseamos vender o alquilar el local (como comentábamos más arriba) sin definir su futura actividad comercial, puede bastar con una reforma integral básica. En cualquier caso, lo que sí necesitarás es una licencia o permiso de obra que te permita comenzar la reforma de acuerdo a la normativa.

En Kubo Reformas somos especialistas en realizar reformas de locales comerciales, con los mejores acabados y una alta satisfacción por parte de nuestros clientes. Si quieres saber cómo dividir un local en dos y cómo sacar el máximo partido a los inmuebles resultantes, nuestros expertos te asesorarán de principio a fin y se ajustarán a tus requisitos, plazos y presupuesto. No dejes de informarte sobre los proyectos de reforma integral de locales comerciales que realizamos en Kubo Reformas, con ejemplos documentados y atención personalizada: ejemplos perfectos de cómo debe ser una reforma de calidad para cualquier negocio. Nos encargamos de la tramitación de los permisos y las licencias, así como del proyecto de reforma e interiorismo, para asegurar a nuestros clientes resultados de alto nivel. ¡Tu reforma se lo merece!