Mejorar el aislamiento en una reforma integral. ¿Por qué es necesario?.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Mejorar el aislamiento en una reforma integral es una excelente decisión, enfocada a aumentar la confortabilidad y el valor de las casas. Antes de centrarte en detalles como cambiar suelo, quitar el gotelé o lacar las puertas,  ten en cuenta la eficiencia energética: en el futuro lo agradecerás.

En cualquier reforma integral resulta imprescindible implantar soluciones de aislamiento. Hoy día, las instituciones miran con lupa la eficiencia de las viviendas y “premian” este tipo de mejoras con beneficios fiscales. Además, mejorar el aislamiento en una reforma te permitirá ahorrar (y mucho) en las facturas del gas y la electricidad. Hoy te damos las claves para hacerlo bien.

¿Qué es el Certificado Energético de los Edificios?

El Certificado Energético de los Edificios es el documento  oficial que recoge el nivel de eficiencia energética del inmueble. Para confeccionarlo se recaban datos a partir de los cuales se calcula cuánta energía se consume en la casa. Es obligatorio a la hora de comprar, vender o alquilar una vivienda o local. A mejor eficiencia energética, mayor valor tendrá el inmueble; por lo tanto, mejorar el aislamiento en una reforma es clave para revalorizarlo. No solo ahorrarás dinero, sino que tendrás un consumo sostenible que beneficiará al medio ambiente. Y tu casa aumentará de valor de cara a una posible venta o alquiler. A la hora de hacer reformas integrales en Madrid, se puede consultar todo sobre este tema en la web oficial de la Certificación Energética de Madrid.

Cómo mejorar el aislamiento en una reforma: puntos clave

Para que después de la reforma el aislamiento de la casa sea óptimo, es fundamental hacer una planificación al detalle. Durante la obra hay que tocar una serie de puntos clave que reforzarán la eficiencia energética del inmueble, permitiendo lograr un consumo mínimo de electricidad y gas. A la hora de mejorar el aislamiento en una reforma integral, no olvides tener en cuenta lo siguiente:

Ventanas: con perfiles aislantes y doble acristalamiento.

Paredes: aisladas con materiales como la lana de roca o el poliestireno.

Suelos: tarimas sobre lámina aislante.

Techos: falsos techos con material aislante en su interior.

Puerta de entrada: con alma de lana de roca y junta isofónica.

Soluciones para aislar las paredes

Los edificios construidos en los últimos tiempos cuentan con un nivel de aislamiento bastante más alto que los de años anteriores. La normativa se ha vuelto muy estricta a la hora de exigir construcciones eficientes y de calidad. Sin embargo, cuando se hacen reformas integrales en Madrid (y en otras comunidades autónomas) lo normal es que afecten a inmuebles con bastantes años de antigüedad. A la hora de mejorar el aislamiento en una reforma siempre hay que tener en cuenta las paredes de la casa, especialmente las exteriores. Si no están bien acondicionadas, una solución que funciona bien es trasdosar los tabiques levantando una segunda pared de yeso laminado a unos 8 cm de la original. La cámara de aire que queda entre ambas se rellena de lana de roca, celulosa insuflada, espuma, etc.: esta solución evita pérdidas de calor y condensación, siendo también perfecta para atajar humedades.

Atención a techos y suelos

Acondicionar bien las paredes de la casa es básico para mejorar el aislamiento en una reforma. Pero si no atendemos también a los techos y los suelos, el calor se escapará por ellos y sufriremos los ruidos procedentes de las casas vecinas. Los suelos de baldosa resultan fríos y poco aislantes, a menos que decidas instalar suelo radiante (son los que mejor transmiten el calor). Para acondicionar un suelo a un precio asequible, una buena opción es colocar una tarima laminada con aislante debajo: evitarás que se escape el calor y reducirás los ruidos. En cuanto al techo, si tiene altura suficiente se puede colocar un falso techo e introducir el aislante en la parte interior. Además, es una buena idea si queremos mejorar la iluminación integral de una vivienda instalando focos empotrables.

Las ventanas, fundamentales

Por supuesto, las ventanas son una parte imprescindible de cualquier reforma integral destinada a optimizar el aislamiento de una vivienda. Hoy existen muchas opciones a la hora de elegir perfilería (de PVC o aluminio), doble o triple acristalamiento, tipos de apertura… A grandes rasgos, como mínimo se recomienda elegir un acristalamiento con dos hojas de vidrio de 4 mm de espesor (si queremos atenuar los ruidos, mejor de 6 u 8 mm) y cámara de aire de 12 mm de espesor en adelante. En perfilería, el PVC es un buen aislante; si elegimos aluminio, conviene que lleve sistema RPT (rotura de puente térmico) para evitar la condensación de agua. Y en cuanto a la apertura, las ventanas más aislantes son las ventanas practicables y oscilobatientes: sin duda, son la mejor elección a la hora de mejorar el aislamiento en una reforma.

Puertas de entrada bien aisladas

La puerta de entrada no se suele tener en cuenta a la hora de proteger las casas del frío. Sin embargo, por ella también se escapa también el calor; y los ruidos de la escalera o el portal pueden llegar a ser muy molestos. Las puertas de seguridad de nivel 3 en adelante no solo son garantía de tranquilidad, sino que pueden esconder una capa de lana de roca en su interior que actúa como “muro” frente al frío exterior. Escoger una puerta de estas características es una buena manera de mejorar el aislamiento en una reforma; si la hoja lleva una pletina de solape en el canto inferior y se colocan burletes en el marco, se puede alcanzar un ahorro energético de hasta un 35%. En cuanto a los ruidos, lo mejor es elegir una puerta con junta isofónica. Se trata de un elemento plástico que amortigua el cierre y lo hace más hermético, creando una barrera frente al sonido que marca la diferencia.

Mejorar el aislamiento: reformas integrales en Madrid

Mejorar el aislamiento en una reforma revaloriza las casas y las hace más eficientes. Es una decisión inteligente, que hará tu día a día más agradable y reducirá tus facturas. Pero no es la única reforma que puedes realizar para renovar tu vivienda: te invitamos a descubrir lo que puedes conseguir con nuestras reformas integrales en Madrid. ¡Un mundo de posibilidades!