Cómo mejorar la seguridad de la casa con una reforma integral (de cara al verano)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Descubre qué soluciones puedes incluir en una reforma integral para hacer tu casa mucho más segura. Puertas, cerraduras, cierres, domótica… Lo último a tu alcance.

Los robos en viviendas y locales están a la orden del día, sobre todo en épocas de vacaciones. Mejorar la seguridad de las casas incluyendo lo último en tecnología y  prestaciones es, por lo tanto, una buena inversión. Y si tienes intención de acometer una reforma integral en tu vivienda, es el mejor momento para implantar todo tipo de medidas. Hoy te contamos qué es lo que puedes hacer para mejorar la seguridad de tu casa con las soluciones más eficaces.

Mejorar la seguridad en una reforma de vivienda

Desde el momento en el que decidimos llevar a cabo una reforma integral, estamos mejorando su seguridad. Estas actuaciones implican sustituir viejas puertas de entrada y ventanas obsoletas por nuevos materiales y modelos, más resistentes y con mejores prestaciones. Sin embargo, eso no es todo lo que puedes hacer: existen más opciones que, con una inversión mínima, harán tu casa más segura. Cuando te ausentes durante unos días, tendrás la tranquilidad de saber que tu vivienda está protegida. Los puntos a mejorar de cara a la seguridad en una reforma integral son:

 

Puerta de entrada

¿Sabías que en España, el 90% de los robos en viviendas se realizan entrando por la puerta? En este sentido, hay dos razones básicas para escoger bien la puerta de entrada:

  • Disuadir a los intrusos de intentar forzarla.
  • Reforzar la propia seguridad, en el caso de que decidan actuar.

Actualmente, las denominaciones de “puerta blindada” y “puerta acorazada” están quedando obsoletas. Si bien aún las utilizan muchas marcas, el nombre correcto para todas ellas es el de “puertas de seguridad”. Las puertas de entrada en general se clasifican según la norma UNE-EN 1627, que establece cinco grados de seguridad:

  • Grado 1: Son puertas básicas, sin refuerzos ni cerraduras específicas. No son adecuadas para viviendas, sino para espacios donde no se guarden objetos de valor o requieran medidas importantes.
  • Grado 2: Un ladrón profesional tarda 3 minutos en forzarlas.
  • Grado 3: El tiempo de resistencia aumenta a 5 minutos.
  • Grado 4: Se tardan un promedio de 10 minutos en forzar.
  • Grados 5 y 6: Puertas de alta seguridad. No se suelen usar en viviendas (salvo excepciones), sino en comercios, oficinas, etc

A partir del Grado 3 todas las puertas se consideran “de seguridad”. Son las que deberías elegir si vas a cambiar la puerta de entrada en una reforma integral de la vivienda.

Cerraduras y mirillas

Normalmente, cuando un ladrón fuerza una puerta de entrada va directo a un punto: la cerradura. El método más empleado en los robos es ahora mismo el bumping, mediante el cual el intruso fuerza la cerradura golpeándola con un destornillador y un martillo hasta que saltan los pistones del cilindro. Para evitarlo, cuando hagas una reforma de vivienda no olvides incluir en tu puerta de entrada una cerradura con cilindro anti-bumping. También es recomendable que la cerradura lleve un escudo protector, que impedirá que se pueda forzar con un taladro o unas tenazas.

La mirilla de toda la vida, esa que antes solo servía para ver (sin ser visto) quién se encontraba al otro lado de la puerta, tiene los días contados. Las nuevas mirillas digitales incorporan pantallas que ofrecen un radio de visión mucho más amplio, sin ángulos muertos. Estos dispositivos se conectan al móvil para que puedas controlar quién llega a tu casa desde cualquier lugar, y pueden grabar vídeos y realizar fotografías.

Ventanas

 

Las ventanas son otro de los puntos por los que los intrusos acceden a las viviendas, especialmente si hablamos de pisos bajos, primeros o segundos, o de locales comerciales. Las ventanas son mucho más seguras y resistentes que las antiguas. Dependiendo del tipo de apertura, su seguridad aumenta: las más seguras son las oscilobatientes y las practicables, mientras que las correderas son las menos resistentes. Escógelas solo si vas a realizar una reforma integral en un piso elevado y de difícil acceso. En lo que respecta a los materiales el aluminio y el PVC tienen una resistencia similar, mientras que la madera es algo menos segura. No olvides tener muy en cuenta la manilla de apertura, ya que es el punto “débil” de las ventanas y el preferido por los intrusos. Si no estás seguro de su resistencia puedes cambiar las manillas por modelos con cerradura, que garantizarán tu tranquilidad. Otros accesorios eficaces y económicos son los sistemas de bloqueo y los refuerzos interiores para bisagras.

 

Para escoger bien las ventanas en una reforma de vivienda, no dejes de informarte sobre tus opciones en nuestro artículo sobre la elección de las ventanas en una reforma integral. Despejaremos todas tus dudas.

Haz tu reforma integral con los mejores profesionales

Como verás, hoy es posible tener una casa a prueba de intrusos con ciertas medidas, fáciles de incluir en una reforma de vivienda. Con estas soluciones puedes llegar a tener una casa hasta un 90% más segura. Te invitamos a descubrir nuestras últimas reformas integrales en Madrid, para que te hagas una idea de cómo pueden quedar tu vivienda o local tras una reforma acertada.