Reformas de locales comerciales enfocados a las ventas: cómo crear flujos de clientes en tiendas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,67 de 5)
Cargando…

Las reformas de locales comerciales son siempre un reto y un estímulo en nuestro trabajo. Además de poner a prueba nuestra capacidad de planificación y los altos niveles de calidad en los acabados que nos exigimos en todas nuestras reformas integrales, también nos obligan a ponernos al día en tendencias y recursos de mercadotecnia. Para este tipo de trabajos, fundimos la experiencia acumulada de más de 15 años de proyectos y a pie de obra con las nuevas tendencias en reforma de locales para retail y las técnicas de captación de clientes en puntos de venta que funcionan desde el punto de vista del interiorismo. En definitiva, tenemos la fórmula del éxito de las tiendas en nuestra parte del trabajo (la reforma y el diseño de interiores) si tú tienes clara la tuya.

Reformas de locales comerciales enfocados a las ventas: proyecto de Kubo de tienda de moda de caballero en la calle Velázquez de Madrid. Parémonos un momento a pensar por qué, en una calle comercial, unas tiendas llaman nuestra atención y otras nos pasan inadvertidas… Ahora pensemos por qué al entrar en determinados locales, terminamos todos haciendo un circuito parecido, y nos sentimos atraídos por unos productos y no por otros. Por un lado, se construye una imagen de marca y un producto diferenciado que “llama”, y una vez atrapado el potencial cliente en el interior de la tienda, se estimula su tránsito por una senda “lógica”, que juega con las sensaciones visuales, olfativas y emocionales.

El objetivo de la reformas de locales comerciales en estos casos es transformar la curiosidad inicial en ventas, creando flujos de tránsito de clientes para que se muevan en la dirección que queremos, reparen en los productos que deseamos vender y finalmente pasen por caja. De la reforma de locales comerciales con tendencias de interiorismo que funcionan ya tratamos en otro post del blog, donde dibujamos las grandes líneas actuales, que básicamente intentan “contar historias” con un fuerte componente emocional en las tiendas físicas para conseguir levantar a la gente de la comodidad de su sofá y de las compras online. Aquí nos vamos a centrar en la forma en que se pueden hacer las reformas de locales comerciales y el interiorismo para estimular las ventas en una tienda a partir de los flujos de tránsito de clientes.

Cómo crear flujos de tránsito de clientes a partir de las reformas de locales comerciales y el interiorismo

Reforma de locales comerciales enfocados a las ventas

  • Entrada o “zona de descompresión”. Es el primer espacio que pisan los clientes al pisar una tienda . Ocupa un espacio de 1,5 a 4,5 metros de la tienda, en función de su tamaño. Es un espacio de transición donde los compradores ya elaboran su primera impresión con sólo echar un primer vistazo. Aquí es importante jugar con los colores, la iluminación, el suelo y las vitrinas, no tanto con los productos a la venta, pues ni siquiera repararán en ellos… A veces, una mesa con piezas escogidas hace de escaparate de lo que se puede encontrar más adentro, y es un recurso muy utilizado actualmente en las tiendas de moda.
  • Giro hacia la derecha. Es el tránsito natural de los consumidores (un 90 por ciento lo hacemos así, según los estudios), comenzando nuestra visita en sentido contrario a las agujas del reloj. Se puede incluso trazar ese camino mediante algún contraste en el suelo. La pared de la derecha es de la máxima importancia. Se puede jugar en esa pared con diferentes recursos: el color, los materiales de revestimiento y sus texturas, la iluminación… Es importante captar la atención sobre los productos en ese recorrido presentándolos a diferentes alturas y colocados de diferente manera: colgados, doblados, en maniquíes…
  • Puntos fríos y calientes. La propia reforma de la tienda va a imponer espacios de poco aprovechamiento (puntos fríos), que son los típicos detrás de una columna, junto a una salida de emergencias, etc… Es imperativo buscar la fórmula de aprovechar esos espacios, utillizándolos para alguna instalación necesaria (por ejemplo, probadores en una tienda de mora) o para poner allí productos de venta segura (pongamos, por ejemplo, los productos de higiene dental en una farmacia).
  • Puntos de interés. Al final de los pasillos, conviene crear puntos de interés, bien en la propia reforma, mediante la iluminación o el cambio de texturas en los revestimientos o a través de otros recursos que se puedan mover (muebles, etc.). También se pueden crear zonas diferenciadas en espacios diáfanos, por ejemplo, añadiendo moqueta en el suelo y zonas donde sentarse en algunos casos (un recurso utilizado, por ejemplo, en tiendas de moda, junto a la zona de probadores). O bien dividir el espacio para crear zonas semiocultas que fomenten el interés por continuar el recorrido.
  • Zona de caja. Suele situarse a la izquierda, al final del recorrido, siempre que sea posible. Nunca de frente a la entrada para que la mirada del dependiente no pueda desalentar al cliente de entrar en la tienda.

Nuestra aproximación a las reformas de locales comerciales destinados a retail

A partir de la idea de negocio que nos trasladan nuestros clientes, en Kubo somos capaces de definir con ellos los proyectos de reformas de locales comerciales que mejor se adaptan al tipo de tienda que quieren establecer (entra al enlace y mira nuestros trabajos previos), así como las mejores ideas para su interiorismo. Somos expertos en reformas integrales, disponemos de equipos de trabajo propios, garantizamos el plazo de entrega y damos servicio postventa real y efectivo a la primera llamada de nuestros clientes. Si tienes una idea de negocio en la cabeza y necesitas que hablemos para la reforma del local, no lo dudes. Hacemos presupuestos de reformas de locales.